Alimentar el alma: Elegir lo que llena nuestro corazón en el camino hacia Cristo

Mientras profundizamos en la reflexión sobre cómo señalamos a otros a Cristo, reflexionemos: ¿Qué llena nuestros corazones? ¿Qué vemos en YouTube? ¿Qué leemos? ¿Qué nos entretiene? Nuestras elecciones dan forma a lo que emana de nosotros. ¿Estamos absorbiendo conscientemente las cosas del Señor - leyendo las Escrituras, buscando inspiración? ¿O permitimos que las influencias del mundo nos dominen? La intencionalidad importa; llenar nuestros corazones y mentes con las cosas de Dios nos transforma. Si sólo consumimos contenido mundano, eso es lo que se reflejará en nuestras palabras y acciones. Cuanto más crezcamos espiritualmente, más eco harán nuestras vidas de Sus enseñanzas.