Limpieza espiritual de la casa durante las fiestas

A medida que todos continuamos nuestro viaje de Adviento, probablemente sintamos que la presión aumenta. La presión de tener que hacer muchas cosas en las próximas semanas antes de la Navidad. También necesitamos sentir la presión en el interior para hacer más espacio en nuestros corazones. Si tu corazón está lleno de amor por las cosas materiales o por todas esas cosas que pueden llegar a ser como basura, entonces no dejamos ningún espacio para Jesús. Toma el tiempo y la energía para hacer el trabajo en el interior. Para deshacerte de esa ira en tu corazón, el egocentrismo, el orgullo, el juicio. Esas cosas que en el fondo están ocupando un espacio que pertenece a Dios. Si no hacemos espacio en mi corazón ahora, entonces cuando celebremos el nacimiento de Cristo en unas pocas semanas, no habrá espacio para que Jesús venga a nuestros corazones.