El Resucitado nos trae la Esperanza

Ahora, esta celebración de la Pascua se está convirtiendo probablemente en un recuerdo lejano. Pero Jesús sigue llamándonos, como hizo con los apóstoles, a permitir que su resurrección nos cambie. A cambiar nuestra vida cotidiana por la esperanza que nos trae. Siempre me llama la atención que el Evangelio del Señor Resucitado con los Apóstoles es cuando están pescando, cuando están haciendo cosas cotidianas normales en su vida cotidiana normal. Porque es ahí donde encontraron al Resucitado, y es ahí donde nosotros seguimos encontrándolo también. Pero la pregunta es: ¿estamos prestando atención? ¿Y estamos dispuestos a escuchar esa esperanza que el Señor Resucitado quiere traer a nuestra vida cotidiana?