Nacer de lo alto

Durante la Pascua, reconocimos la nueva vida que Jesús viene y nos da con su resurrección. Y creo que a muchos de nosotros probablemente nos han hecho la pregunta nuestros amigos protestantes. ¿Hemos nacido de nuevo? A nuestro bautismo, a nuestra confirmación, hemos sido llamados incluso ahora a empezar a vivir a la luz de la resurrección. Es un cambio de mentalidad. Es un cambio de prioridades. Empezar a vivir en la nueva vida de Cristo resucitado. Así que cuando alguien nos pregunte si hemos nacido de nuevo, tal vez tengamos que retarles a recordar que Jesús dice en realidad: nacer de lo alto. Vivir a la luz de ese espíritu, nacer verdaderamente de lo alto, como Jesús da y espera de todos nosotros.